Saltar al contenido

1ª LARGA MARCHA CAPITULO 15

Isla Cristina era una fiesta, aunque los conciertos esa noche se realizarían en Ayamonte,
en el Paso de Agua de Isla a Puerto de Moral el mismo Ayuntamiento había organizado
una fiesta, cuando los Participantes llegaron al faro para embarcar, a solo un paso de la
meta, cientos de personas se agolpaban en la playa con la intención de hacerse selfis y
fotos con los chavales del grupo se cabeza, el grupo mayoritario aguantó como pudo el
tirón del trotecillo continuo, en el embarque se lo tomaron con calma. Los tiempos eran
los que eran, las dos primeras etapas fueron cruciales, las distancias en los tiempos
fueron considerables, aunque hubo muchos que intentaron igualarlos, ese trote
constante y continuado no era fácil de llevar.
Las dos chicas F, con sus brazaletes negros en señal de luto por Marta y Pablo eran las
claras ganadoras de la Prueba, entre los chicos la cosa estaba muy igualada, los
Artilleros y Lorenzo Gallevi se disputaban claramente y sin competencia en la clase
Masculina, entre el público, los Participantes y los Voluntarios organizando el
embarque, tronó un megáfono estridente, pero canto de sirena para el grupo de cabeza.
Paco, uno a uno fue llamando a los chavales, que al girarse pudieron ver con alegría a
su Patrón de Embarcación haciéndoles señales con la mano, los había llevado en todos
los Pasos de Agua, este último no iba a ser menos. Poco a poco, disculpándose de
periodistas y público en general los Participantes fueron embarcando.
–Hombre Paco, que alegría, sabemos que apreciabas mucho a Pablo y Marta, sentimos
tu dolor. –Lorenzo hablaba en nombre de todos.
–Los que perdemos somos los que nos quedamos hijo, en fin, hablemos de los vivos,
vámonos que el trayecto es cortito, quiero dar un par de viajes más.
–He y. ¿puedo ir con ustedes?, –Kevin, Sandra y Juanjo se ponían al borde del
embarcadero.
–Subid, subid no hay ningún problema, si total estamos ahí al lado.
En Puerto de Moral las cadenas televisivas, las plataformas por internet habían
instalado pequeños escenarios para retrasmitir las últimas horas de la Prueba. En el
puerto los Puestos de Control tomaban los números del dorsal y ponían los cronómetros
en marcha. Muchos Participantes motivados por el público y las cámaras salían
pitando, los tiempos en las tablas intermedias podían variar mucho esta última etapa.
Los Artilleros y Lorenzo no dejaron que amarrara la embarcación, nada más salir de los
Puestos de Control, salieron pitando casi en esprints.
–Sandra, voy a intentar seguirles el ritmo esta última etapa, quiero saber que se siente a
este ritmo. –Kevin salió tras ellos.
–Yo me voy con las F, ¿te vienes? –Sandra se dirigía a Juanjo.
–Claro vamos. -Juanjo salto de la embarcación y les cogió el trotecillo, con la vista
buscaba a Octavio, pero no lo localizó.
El trayecto entre el Puerto Moral y Ayamonte no podía ser menos, el pasillo que se les
hizo a los Participantes fue muy emotivo. Las chicas aminoraron el paso y dejaron que
el resto de Participantes se unieran a ellas, esta primera Larga Marcha fue muy curiosa,
por muchos motivos, los operadores de drones tiraban fotos sin parar, que más tarde
sería enviados a sus protagonistas, con el tiempo, esas fotos engrosarían un álbum
gigantesco que más tarde la Organización publicaría. La línea de Meta se colocó
en todo el centro del pueblo, esperándolos , los Jueces de Prueba con muchos
Voluntarios, en una tribuna, colocada para la ocasión, sentados en el más estricto
protocolo, las excelentísimas autoridades, alcaldes de los distintos municipios por
donde había transcurrido la Prueba, miembros de la diputación , representantes del
Gobierno Central, todos bajo un inmenso toldo aguardaban la llegada de los
Participantes, los Patrocinadores sentados en otra tribuna gemela y los miembros de la
Organización a pie de Meta junto a los Jueces. A los medios de comunicación se les
había instalado en otra tribuna aparte, el público en general deambulaban por la plaza a
la espera del aviso de llegada.
Por los audífonos que los Organizadores llevaban fueron informados de la llegada de
cuatro hombres, iban con una buena carrera, cuando estos cuatro Participantes doblaron
la esquina y tomaron la última calle que los llevaría a la plaza del pueblo, donde estaba
instalada la Meta, la multitud se vino arriba, el estruendo fue ensordecedor, los chavales
atónitos aminoraron la marcha, en un momento dado, Lorenzo Gallevi se paró, en
medio de la calle, entre los vítores de la multitud, animó a seguir a los artilleros, Kevin
que iba detrás de él también se paró, cuando los artilleros estaban a punto de cruzar la
Meta, también ellos se pararon y se giraron hacia Lorenzo, se quitaron sus gorras de
reglamento, se pusieron firmes y miraron al cielo, el gentío enloquecía, muy serios
dieron media vuelta y entraron en la Meta andando, Kevin cogió del hombro a Lorenzo
Gallevi y también entraron andando. Lorenzo solo un instante levantó el brazo en
forma de saludo hacia la tribuna de Patrocinadores, el dron dejó bien reflejado en la
grabación como una chica desde esa tribuna levantaba el brazo a su vez, más tarde, con
la visualización de las imágenes de la Prueba por parte de la Organización este detalle
no pasaría desapercibido, Alba se lo comunicaría más tarde a Octavio y a Pérez, cuando
ambos vieron las imágenes estuvieron de acuerdo en que algo no cuadraba.
Esa noche, aunque la fiesta tenía que continuar, para algunos más bien hubo penas que
alegrías. A los Participantes, Jueces, Voluntarios, a todo el personal que no estuviera de
guardia esa noche por motivos de responsabilidad con respecto a los conciertos, se les
dejó mucha más libertad individual. Los familiares estaban deseando abrazar, besar a
sus seres queridos, a los padres, a las parejas, los amigos, a todos se les pudieron ver
esa noche por las calles de Ayamonte. El Ayuntamiento, de acuerdo con la
Organización había preparado para estos un programa especial. Los Voluntarios y
Jueces fueron obsequiados ellos y sus acompañantes con una cena baile muy emotiva,
se le dieron a todos ellos distintos pack vacacionales y cheques sorpresas a todos sin
excepción, los Jueces el mismo día de la entrega de Premios, cinco horas antes harían
publico la lista de cada uno de los Participantes, exceptuando a aquellas que
abandonaron la Prueba por distintas causas, todos ellos en la entrega de Premios serian
galardonados con unas placas de recuerdo.
El discurso de Fátima y Valentín al finalizar la cena emociono mucho a los Voluntarios
y Jueces de Prueba, sin ellos no hubiese sido posible la 1ª Larga Marcha. Al día
siguiente la entrega de premios sería multitudinaria, solo había dos ganadores, una
mujer y un hombre, se le entregarían unos cheques por valor de diez mil euros y un
pack vacacional con todos los gastos pagados alrededor del mundo, con la posibilidad
de llevar a un acompañante. Ania invito a Silvia, León a Manuel, juntos se dieron una
vuelta al mundo de aúpa. Los Artilleros llevaron a su Capitán la medalla de oro, que fue
instalada en la sala de homenajes del cuartel, las chicas F se la llevaron a los padres de
Marta junto con un sobre de cinco mil euros en efectivo, no consintieron que hubiese
discusión alguna y el dinero fue muy bien recibido por la familia.
El baile fue muy divertido, hubo muchas fotos e intercambio de contactos, la orquesta
animaba a los asistentes y por primera vez en las barras se permitieron las bebidas
alcohólicas. La noche fue transcurriendo, en una mesa rectangular muy grande
acabaron sentados muchos de los Participantes y acompañantes, que todavía a esa hora
de la noche aguantaban el tirón. Alba se acercó con disimulo a Juanjo, le susurró algo al
oído.
–¿Pero tiene que ser tan temprano? Juanjo se giraba y le mostraba una cara de enfado.
–La hora no la he puesto yo, el Juzgado tiene prisa con este asunto, ya mañana te
explico más, lo único que te pido es que no llegues tarde.
–Vale, vale, prometo irme temprano al hotel. –Juanjo se dirigía a Sandra y a Kevin.

–Yo me voy contigo, a mí también me han llamado. –Kevin empezaba a levantarse.
–¿De verdad, ¿te vienes Sandra?
–No, apuro un rato más si no os importa, ya tengo todo recogido, mañana salgo tarde
para Madrid.
– De acuerdo, nos vemos mañana. –Juanjo suponía que no lo iban a entretener mucho.

Octavio se dirigía con Julio a la mesa de Lorenzo Gallevi y su acompañante, antes ya se
habían puesto de acuerdo en cómo llevar el asunto, Julio aparto unos metros a Lorenzo.
— Perdone caballero, como miembro de la organización me veo en la obligación de
comunicarle la necesidad por su parte de presentarse mañana en la comandancia de la
Guardia Civil en Ayamonte, a primera hora si fuera posible.
– ¿Pero hay algún problema? Yo no me he dopado, ni nada por el estilo. – Lorenzo lo
miraba un poco asombrado.
– No, no. Es un simple trámite sin importancia, no se preocupe será una cosita muy
rápida.

Ese tiempo fue aprovechado por Octavio para separar un poco al acompañante de
Lorenzo, la chica se vio un poco sorprendida al verse cogida por el brazo, cuando miró a
Octavio ella no estaba muy conforme .
– Oiga, oiga, qué confianza son esas? La muchacha intentaba zafarse.
– Mire, ¿usted ve a esos caballeros que nos están saludando? A ver como se lo digo, ¿O
se dirige sin dar mucho escándalo hacia ellos? O vienen ellos, y créame, ellos son muy
brutos. – Octavio señalaba a Pérez y Alonso.
– Pero si yo a esas personas no las conozco de nada. – La muchacha no daba crédito.
– Pero ellos a usted sí, venga, yo se los presento. – Octavio les daba un empujoncito en
la espalda, – Señora, les presento a Pérez y Alonso, la Benemérita.
La chavala dio un paso atrás.
– Señores, les presento a Isabel Bartolomé, ella es la secretaria de aquel muchacho, pero
bueno, yo creo que en sus oficinas, ella les puede contar mejor. Octavio guiñaba un ojo
a Pérez.
-¿Pero que me están contando? – Isa empezaba un poco a chillar.
-No, mujer, contar, nos va a contar usted, acompáñenos, por favor. – Pérez le abría paso
y le acompañaba al celular aparcado en la puerta.
Los asistentes a la fiesta de despedida siguieron con su fiesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *